140,000 estufas-cocina en Qori Q’oncha, Perú

3. SALUD

13. ACCIÓN CLIMÁTICA

15. VIDA EN TIERRA

La iniciativa MICROSOL, “Qori Q’oncha – Es un programa de difusión de mejora de estufas-cocina en Perú. Se están coordinando varios proyectos para distribuir estufas que están salvando vidas en Perú. Las estufas mejoradas (ICS) están construidas con material local por personas locales y reemplazan las tres piedras o las estufas de terracota. Cada nueva estufa vendida emite menos emisiones de gases de efecto invernadero que las estufas-cocina originales, lo que ayuda a reducir las emisiones globales. El proyecto ayuda a las familias vulnerables de las regiones rurales a obtener acceso a soluciones energéticas y de cocina, mejores para su salud, más baratas y que requieren menos leña.

Ya se han instalado más de 140,000 estufas-cocina mejoradas y con ello aproximadamente 600,000 personas que viven desamparadas se están beneficiando del proyecto. Qori Q’oncha fue el primer PoA Gold Standard de estufas-cocina en obtener renombre junto con la certificación Gold Standard. El proyecto fue reconocido con un premio especial de logro PCIA al satisfacer las necesidades sociales, siendo reconocido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como la mejor solución en Perú para acceder a la lucha contra el dióxido de carbono en una iniciativa regional de América Latina.

Impacto y Beneficios del Proyecto:

Las estufas-cocina distribuidas en el proyecto Qori Q’oncha están equipadas con una chimenea para garantizar que el humo se disipe fuera de la casa. Estas estufas son más ecosostenibles y, por lo tanto, reducen las emisiones de CO2 y la deforestación.

Las estufas-cocina mejoradas también son excelentes herramientas para el empoderamiento de las mujeres, ya que les permiten cocinar más rápidamente, y a la vez reducir la preparación de la madera, obteniendo más tiempo para la educación de los niños.

Aquí tenéis algunos resultados del programa:

  • Permitió a 141,407 familias obtener acceso a ésta tecnología
  • Reducción de las emisiones de dióxido de carbono en casi dos millones de toneladas.
  • Redujo el consumo de madera en un promedio de 1.9 toneladas, lo que corresponde a reducir el consumo de madera en Perú el 39%
  • Ahorró hasta $ 39 al mes en gastos de combustible, o “seis horas” para la preparación de la madera.
  • Una reducción drástica de exposición al humo, en el 100% de las familias, gracias a la instalación de una chimenea.
  • Una tasa satisfactoria del 99% de este proyecto.
Ir arriba

Suscríbete a nuestro boletín